momomarrero

onboarding, el proceso de integración laboral óptimo

La integración de un nuevo recurso en nuestra empresa a menudo resulta complicado y poco productivo. El hecho de no tener implantado un procedimiento adecuado de acogida y un welcome pack no solo puede generar confusión e incertidumbre al recién incorporado, sino que además puede retrasar el momento en que éste comenzará a producir.

Para evitar que esto ocurra, es recomendable aplicar en la organización un proceso denominado onboarding que permita la incorporación del trabajador a la empresa de forma ordenada,  progresiva y proactiva. Se trata de un procedimiento en el que se promueve un feedback bidireccional que reduce y diluye las incertidumbres y las posibles dudas generadas, con el objeto de que el trabajador se sienta integrado en el equipo y en la organización lo antes posible.

El proceso ha de estar perfectamente definido y detallado en el welcome pack que el trabajador recibe en el momento de su incorporación:

  1. Recepción
  2. Conocimiento de la empresa y la actividad que desarrolla
  3. Cultura empresarial
  4. Reglamento interno
  5. Definición del puesto de trabajo y qué se espera del trabajador
  6. Equipo de trabajo
  7. Procedimientos y herramientas a utilizar
  8. Objetivos
  9. Programa de formación
  10. Evaluación del desempeño

Para conseguir un resultado óptimo es necesario establecer desde un primer momento los contactos necesarios con las personas que rodearán al trabajador, tanto a nivel superior como inferior en el orden jerárquico. Para ello habrá que organizar breves reuniones de presentación y de trabajo con los distintos equipos, que finalizarán con la Dirección de la empresa. Esta estrategia de presentaciones ascendentes, desde la base hasta el vértice superior de la pirámide jerárquica, dará al trabajador una visión global que le proporcionará toda la información necesaria y le permitirá contrastar opiniones con sus superiores para aminorar las incertidumbres propias de esta etapa.

Es importante reseñar que el onboardingno es un programa de formación, sino un proceso de integración que facilita el óptimo desempeño del trabajador en un corto espacio de tiempo y que reduce los niveles de inseguridad que pueden producirse en una nueva incorporación, aportando al trabajador una motivación extra, al sentirse acompañado y tutelado en esta fase de introducción.

La óptima implantación de un programa onboarding implica determinar una serie de fases (presentación, integración, autonomía), un timing (primera semana, primer mes, primer trimestre) y unos objetivos en cada una de estas etapas, hasta lograr que finalmente el trabajador sea autónomo, capaz de asumir responsabilidades y de cumplir con los objetivos y el desempeño que le han sido marcados.

Por último, hemos de tener muy presente que el primer impacto que recibe el trabajador sobre la organización condicionará su percepción sobre la empresa y la aptitud con la que comenzará su trayectoria en ella. Este primer momento ha de ser memorable para él, por lo que debemos cuidar hasta el último detalle de su acogida; solo así lograremos superar las expectativas iniciales que el trabajador haya podido crearse sobre el puesto y sobre la empresa.


Imagen: Momo Marrero

2 Respuestas a “onboarding, el proceso de integración laboral óptimo”

  1. Francisco Gavilán

    Desde un punto de vista social, psicológico y, obviamente, profesional, el onboarding me parece un proceso integrador de excelente factura que beneficia a las dos partes por igual: a la empresa y a sus más directos colaboradores, su mayor capital.
    Francisco Gavilán
    Psicólogo

    Responder

Deja un comentario

HTML está permitido. Su correo no será publicado.

Subscribirse a los comentarios por RSS