momomarrero

los 4 pilares para construir la confianza

La confianza está íntimamente asociada al éxito, es determinante en la consolidación del liderazgo y afecta directamente a las relaciones interpersonales. Por el contrario, una actitud dubitativa y la ausencia de confianza pueden condicionar y mermar cualquiera de ellos.

La confianza, tanto en uno mismo como aquella que se proyecta hacia los demás, es la base sobre la que se construyen las relaciones entre los individuos.

Según la teoría de Stephen M.R. Covey, la confianza se basa en el carácter y la aptitud, y se sustenta sobre cuatro pilares básicos:

  • Integridad

Está asociada con los valores, las creencias y los compromisos. La integridad viene determinada por la congruencia de las acciones que desarrollamos y la honestidad con que lo hacemos.

  • Intención

Está asociada con nuestra conducta, el nivel de generación de beneficio común de nuestras acciones y las motivaciones que nos guían.

  • Capacidad

Se refiere al talento que poseemos, el conocimiento que adquirimos y el estilo y las formas que transmitimos.

  • Resultados

Viene determinado por el logro de las metas que nos marcamos, la asunción de la responsabilidad de nuestras decisiones y actos, y por la constancia en la consecución de nuestros objetivos.

Los dos primeros pilares están relacionados con el carácter y los dos últimos con la aptitud.

Por todo ello, un auténtico líder ha de sustentarse en el nivel de confianza que genera en terceros, en un comportamiento moral y ético coherente y demostrable, ha de tener talento y afanarse en obtener los resultados previstos y cumplir los compromisos adquiridos. Un líder transmite seguridad y garantías, en definitiva, confianza.


Imagen: Momo Marrero

2 Respuestas a “los 4 pilares para construir la confianza”

  1. Miguel Angel

    De acuerdo, Momo. Creo que sería conveniente hacer carteles con esa reflexión y pegarlos junto a la invasión de publicidad que nos llegará con el anuncio de las elecciones europeas,generales, comunitarias y locales. Si conseguimos que los elegidos tengan el perfil que tu nos recuerdas de Stephen M.R. Covey como necesario para el liderazgo, España superará su grave crisis actual y todos seremos felices.

    Responder

Deja un comentario

HTML está permitido. Su correo no será publicado.

Subscribirse a los comentarios por RSS