momomarrero

dropshipping

Desarrollar una tienda online supone algo más que la implantación de un simple escaparate virtual: requiere gestionar la producción o la compra de los productos ofertados, la organización del almacén, la logística, toda la operativa de las devoluciones… Esto implica poseer una estructura robusta y bien armada, con unos procedimientos lo suficientemente desarrollados y optimizados.

Aquellas empresas que no puedan permitirse una estructura tan compleja deberían apostar por el dropshipping (triangulación de envíos, en su expresión española), un nuevo modelo de negocio basado en el e-commerce minorista, donde los productos ofertados son propiedad de un mayorista o productor, que los almacena y se responsabiliza de la gestión y la logística hasta que llegan a manos del cliente final, de manera que la única responsabilidad de la webshop sea la captación, gestión y fidelización de los clientes. La implantación de este modelo de negocio permite un importante ahorro de costes y de estructura organizativa al e-commerce.

Las principales ventajas de este modelo de negocio son:

  • Alto grado de especialización en la venta y marketing digital.
  • No requiere gran inversión.
  • No es necesario disponer de stock de productos.
  • Posibilidad de disponer de un catálogo propio amplio y singular.
  • Adaptar nuevos productos ante demandas latentes insatisfechas.
  • Dar un servicio esmerado y optimizado, dado el control de la demanda que se aporta al mayorista.

El éxito de este modelo de negocio radica en crear una estrategia digital de ventas que esté optimizada y sea efectiva, así como una estrategia de marketing y comunicación singular, atractiva y diferenciadora, con una impecable experiencia de cliente. Es importante resaltar también la importancia de la página web, que ha de estar en manos de profesionales altamente cualificados y hospedada en un hosting de probadas garantías.

El éxito vendrá determinado, entre otros, por los siguientes aspectos:

  1. Tener un conocimiento exhaustivo del cliente, de sus hábitos de consumo y sus necesidades.
  2. Aportar valor añadido.
  3. Conocer las tendencias del mercado.
  4. Contar con proveedores solventes, con contrastado departamento de logística y de posventa.
  5. Garantizar los tiempos de entrega y el seguimiento de los envíos.
  6. Poseer valor de marca.
  7. Tener un adecuado posicionamiento web, estrategias SEO y SEM óptimas.
  8. Ofrecer precios competitivos sin renunciar a notables márgenes de beneficio.


Imagen: Momo Marrero

Deja un comentario

HTML está permitido. Su correo no será publicado.

Subscribirse a los comentarios por RSS