momomarrero

employer branding

La importancia de contar con una imagen de marca sobresaliente, atractiva y deseada, no sólo está asociada al posicionamiento de la marca con el objeto de captar clientes, también influye a la hora de atraer talento que se incorpore a la empresa. Basándose en esta premisa, ha nacido una nueva modalidad de captación de recursos humanos (RRHH), el employer branding, expresión de origen inglés acuñada en los años 60 en Estados Unidos que podríamos definir como una estrategia que combina los RRHH y el marketing para posicionar a las empresas como marcas atractivas para los demandantes de empleo – en calidad de marcas empleadoras -, con el objeto de ser encontradas y escogidas por el talento.

Una estrategia óptima de employer branding será aquella que sea capaz de potenciar tanto la retención del talento interno como la captación del talento externo.

Para retener el talento interno, la empresa ha de contar con una política óptima de remuneración e incentivos, generar un buen clima laboral, motivar adecuadamente a los empleados y lograr que todo esto desemboque en la fidelidad y el compromiso de sus trabajadores, favoreciendo la libertad de acción, la promoción interna y el reconocimiento interno y externo.

Para atraer el talento externo, las marcas han de tener notoriedad pública, reputación y reconocimiento social. Ha de ser una marca bien posicionada, atractiva y reconocible. Una manera de conseguirlo es difundiendo su misión, filosofía empresarial, sus principios corporativos y una propuesta de valor que la hagan única.

Las empresas que retienen y atraen talento son organizaciones más atractivas, más competitivas y que ofrecen mejores resultados económicos.

Las redes sociales, especialmente las de carácter profesional como LinkedIn, lugar de encuentro y de networking de los profesionales de distintas áreas de actividad y diferentes sectores, ofrecen un canal directo de gran valor y son un buen aliado en las estrategias de employer branding.

En el posicionamiento y notoriedad de la marca en el entorno digital, los clientes internos -los trabajadores- también juegan un papel determinante, pues son ellos quienes generan valor a través de las opiniones que vierten en este canal. Compartiendo su conocimiento, sus vivencias y sus experiencias internas se convertirán en los mejores prescriptores de la organización ante los demandantes de empleo o ante quienes desean una mejora, un ascenso o un cambio de empresa.


Imagen : Momo Marrero

Deja un comentario

HTML está permitido. Su correo no será publicado.

Subscribirse a los comentarios por RSS