momomarrero

social selling I

La creciente absorción y desarrollo de la tecnología ha supuesto un cambio no solo en nuestros hábitos y conductas, sino también en las estrategias comerciales de las empresas. La aparición de nuevas técnicas de marketing permite mantener una relación directa con el consumidor final sin necesidad de intermediarios, convirtiendo el entorno digital en un nuevo canal para darse a conocer, para promocionarse y generar demanda.

En este nuevo escenario nace el social selling, expresión inglesa que hace referencia al uso de las redes sociales como canal de comunicación que nos permite establecer una relación one to one con los potenciales clientes en las distintas etapas del proceso de venta.

Por medio de las redes sociales podemos desarrollar acciones de branding para posicionar y potenciar la imagen de empresa, de marca o producto; desarrollar acciones promocionales; compartir contenido que aporte valor; desarrollar una estrategia de atención al cliente o un plan de acciones para dirigir los clientes a la web y que ejerzan la acción comercial… todo esto tanto para un mercado B2B como B2C.

Una estrategia óptima de social selling implica estar en el momento adecuado en el canal escogido por el cliente para poner a su disposición la información que demanda, una información que le aporte valor y le permita avanzar hacia la compra del producto o servicio que le ofrecemos. Para ello hemos de determinar:

  1. Cuáles son los canales en los que se encuentra nuestro público objetivo.
  2. En qué fase del customer journey map utiliza cada canal.
  3. Qué información demanda en cada fase.
  4. Generar en cada etapa el contenido de valor que le permita avanzar hacia la siguiente, disipando las posibles dudas que puedan surgirle.
  5. Proporcionar este contenido cuando lo demande, a través del canal escogido por el cliente.

Tener presencia activa, planificada y medible en las redes sociales nos permite descubrir información de gran valor sobre las necesidades de nuestro público objetivo, sus demandas insatisfechas, sus opiniones, sus hábitos… pero sobre todo nos permite mantener una relación directa con él.

Para finalizar, es importante que en nuestra estrategia de social selling no nos olvidemos de:

  1. Generar valor de marca.
  2. Ser proactivos, no invasivos.
  3. Mantener una escucha activa y reflexiva.
  4. Medir para conocer.
  5. Huir de las prisas o la planificación a corto plazo: ninguna de las dos da resultados.


Imagen: Momo Marrero

2 Respuestas a “social selling I”

  1. Miguel Angel

    Me gusta ver cómo estás al día en tu vocación. Y no al día de hoy, sino al día de mucho tiempo por venir, que tu ya anticipas en tus análisis.
    ¡Enhorabuena!

    Responder

Deja un comentario

HTML está permitido. Su correo no será publicado.

Subscribirse a los comentarios por RSS