momomarrero

el trabajo colaborativo en el entorno pyme

El trabajo colaborativo es una actividad grupal, sin embargo el trabajo en grupo no es necesariamente colaborativo. El trabajo colaborativo, también llamado producción entre pares, es un término acuñado por Yochai Benckler, catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard, que está basado en el principio filosófico del bien común y que puede definirse como los procesos previamente determinados enfocados a la obtención de resultados que desarrollan un grupo de personas que comparten conocimiento con el fin de alcanzar un objetivo específico, siempre que dispongan de las herramientas necesarias que los posibilitan y los soportan.

La aplicación en el sector pyme del trabajo colaborativo permite generar sinergias y transferir conocimiento, compartiendo el know how individual para ponerlo al servicio del grupo y del fin que se persigue, de modo que se favorece el desarrollo de proyectos o encomiendas con mayor agilidad, flexibilidad, eficiencia y eficacia.

Para implantar con éxito un sistema de trabajo colaborativo se han de dar las siguientes premisas en el grupo de trabajo: confianza, compromiso, responsabilidad, autonomía, eficiencia, motivación, gestión optimizada y, además, tener una cultura corporativa que lo permita.

 

Beneficios del trabajo colaborativo

Algunos de los beneficios del trabajo colaborativo son los siguientes:

  • Deslocalización

Mediante el uso de la tecnología, los componentes del equipo pueden estar localizados en lugares geográficamente distantes.

  • Flexibles

La autonomía permite la flexibilización de la jornada laboral en función de la planificación individual, aunque esta esté sujeta a los objetivos y tiempos colectivos.

  • Productividad

Compartir la información, conocer los procesos, el estado del proyecto y sus fases, permite la eliminación de reuniones intermedias y favorece la toma de decisiones con menor margen de error.

  • Ahorro

El trabajo autónomo y multidisciplinar facilita el ahorro de tiempo y de costes y la optimización de los recursos humanos y físicos.

  • Transparencia

La información y el conocimiento compartidos favorecen la transparencia y generan confianza y sinergias positivas en el grupo.

  • Innovación

Implantar una cultura de trabajo colaborativo estimula la innovación y la creatividad y rompe las barreras de lo establecido, permitiendo cuestionar lo conocido para aportar nuevas rutas, nuevas vías y nuevos enfoques a cuestiones no resueltas o resueltas insatisfactoriamente.

  • Enriquecimiento

La transferencia de conocimiento en beneficio del colectivo permite un enriquecimiento mutuo, al acortar la curva de aprendizaje y el know how individual y grupal.


Imagen : Momo Marrero

Deja un comentario

HTML está permitido. Su correo no será publicado.

Subscribirse a los comentarios por RSS