momomarrero

inteligencia de negocio

El concepto de Business IntelligenceBI (Inteligencia de Negocio) fue acuñado en 1958 por el investigador de IBM Hans Peter Luhn quien lo definía como “la capacidad de comprender las interrelaciones de los hechos presentados de tal forma que consiga orientar la acción hacia una meta deseada”.

Posteriormente, en 1989, Howard Dresner, analista de Gartner Group, lo definiría como “los conceptos y métodos para mejorar la toma de decisiones empresariales mediante el uso de sistemas basados ​​en hechos de apoyo”.

Una reciente acepción de este concepto está recogida en el Glosario de Términos Hoteleros, Turísticos y Relacionados, donde se define inteligencia de negocio como “el conjunto de estrategias y aspectos relevantes de la gestión de una empresa destinados a la creación de conocimiento sobre la misma, por medio de la obtención y análisis de los datos e informaciones disponibles, con el fin de optimizar los procesos y agilizar la toma de decisiones”.

La clave para definir las estrategias y los aspectos relevantes de la gestión están basadas en la información, los datos, sin duda uno de los activos más importantes de una empresa, aunque el valor de estos se determinará en función de la calidad y de la posterior gestión que se haga de ellos. Toda la información recabada se ha de tratar con extrema eficiencia con el objeto de aportar una visión amplia y estratégica de nuestra empresa, ayudándonos a tomar decisiones, aminorando el margen de error y generando una ventaja competitiva por medio de las mismas.

La implantación de un sistema de inteligencia de negocio nos permite:

  • Disponer de una visión amplia e integral de nuestra empresa.
  • Construir una estrategia competitiva y diferenciadora.
  • Aminorar el margen de error en las estrategias a seguir.
  • Agilizar la toma de decisiones.
  • Optimizar los procesos internos de la empresa.
  • Ampliar la capacidad analítica y crítica.
  • Crear patrones de uso de la información que nos permitan conocer la propia organización, sus recursos y a los clientes.
  • Incrementar el negocio, reducir costes y ser competitivos.


Imagen: Momo Marrero

Deja un comentario

HTML está permitido. Su correo no será publicado.

Subscribirse a los comentarios por RSS