momomarrero

yo soy legal

No me refiero a mí, que por supuesto lo soy, me refiero a la campaña que ha puesto en marcha la Federación de Empresas del Metal y Nuevas Tecnologías de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (FEMETE). Una campaña que me ha llamado poderosamente la atención por dos motivos:

 

La legalidad en el ejercicio de la actividad profesional

Me parece plausible que una patronal luche por que sus asociados puedan desarrollar su actividad profesional con garantías y sobre todo en igualdad de condiciones para todos los competidores. Que defienda que la calidad, el servicio, el tiempo de respuesta en la atención al cliente y las garantías sean los factores que inclinen la balanza a su favor frente a los que desempeñan una actividad similar en el más absoluto de los oscurantismos.

No puede haber comprensión ni paternalismo con aquellos que no cumplen con las obligaciones y con la legalidad. Es cierto que hemos pasado unos años en los que la actividad empresarial se ha visto frenada e incluso mermada, y que no son pocos los casos de personas que no han podido seguir ejerciendo su actividad profesional pero tienen la necesidad de generar el sustento económico para sus familias. Lo entiendo, pero es inadmisible que mientras una parte del tejido empresarial carga con el coste que supone la supervivencia de un país, otros aprovechen las circunstancias para ofrecer sus servicios de forma desleal, sin garantías y en la mayoría de los casos con absoluta indefensión para el contribuyente. Por eso creo que esta campaña ayudará a la normalización de los sectores afectados, pues se trata de una potente herramienta de captación y fidelización de clientes a la que no podrán acceder quienes no están legalizados.

He de destacar que aquellos usuarios que se registren a través de la web o de la app (www.yosoylegal.es) tendrán la oportunidad, previo registro, de valorar los servicios ofrecidos por las distintas empresas adheridas, lo que redundará positivamente en los productos y servicios que se ofrezcan y el principal beneficiado será el cliente. Sin duda, con esta iniciativa la última palabra la tendrá el cliente final y serán ellos, nosotros, los que determinemos en qué puesto del mercado y del sector ha de estar cada una de las empresas.

 

Valor añadido para los asociados

Las circunstancias por las que ha pasado nuestro país en los últimos años han provocado el cierre de muchas empresas y, en consecuencia, la pérdida de masa crítica en no pocas asociaciones profesionales y/o sectoriales, así como la capacidad de maniobra, a lo que cabría sumar los cambios de hábitos en el consumo. Actualmente, como asociados/clientes queremos que se nos proporcione algo más que un listado de ofertas y promociones o un microsite con nuestros datos de contacto; queremos y necesitamos que se genere valor añadido, que se nos facilite el acceso al cliente final (especialmente en las pequeñas empresas) y sobre todo que se haga en igualdad de condiciones.

Los empresarios necesitamos que quienes nos representan defiendan nuestros intereses ante las autoridades, pero también que nos proporcionen armas para competir y que nos ayuden a minimizar el coste de la formación continuada en nuestras empresas, lo cual ayudará al desarrollo de planes de carreras específicos para los asalariados y redundará en un mejor servicio y en la optimización de nuestros recursos, bastante escasos en estos últimos años. Con todo ello lograremos ser más competitivos y ofreceremos mejores productos y servicios. No se trata de que nos busquen a los clientes, sino de que nos faciliten el acceso a ellos, para después en buena lid luchar con nuestros competidores por ganárnoslos.

Por todo ello me resulta sumamente atractiva e interesante esta iniciativa de Femete y declaro: “yo soy legal

 

YoSoyLegal


 

Imagen cedida por Femete

Deja un comentario

HTML está permitido. Su correo no será publicado.

Subscribirse a los comentarios por RSS