momomarrero

email transaccional

Los emails transaccionales, también llamados de servicio, son aquellos que se envían a un usuario como resultado de la interacción de éste en nuestra web y son principalmente emails de confirmación y seguimiento.

Su principal virtud es que consiguen un promedio de 600% más de ventas que los enviados en campañas tradicionales de email marketing, puesto que se trata de emails deseados y necesitados por el usuario, por ello su tasa de apertura y de clics es muy alta.

Los emails transaccionales son además una vía de comunicación directa, inmediata y efectiva con los usuarios, lo que nos permite interactuar con ellos.

Se pueden generar emails transaccionales en base a las siguientes acciones:

  • Alta como usuario de la web.
  • Alta en nuestro blog.
  • Confirmación de cambio de email.
  • Confirmación de un pedido.
  • Confirmación de registro.
  • Confirmación de un vencimiento.
  • Confirmación de contraseñas.
  • Envío de nuevas contraseñas.
  • Descargar un archivo.
  • Descargar un documento.
  • Descargar una imagen.
  • Completar uno o varios pasos dentro la web.
  • Informar de una compra no finalizada.
  • Otras acciones concretas.

Es importante tener en cuenta los siguientes aspectos para garantizar la eficacia y el éxito del email transaccional:

  1. Tiempo de respuesta: Deben enviarse en tiempo real, dada la necesidad que tiene el usuario de recibirlo en ese preciso momento. De lo contrario abandonará la acción y tal vez no vuelva.
  2. No son masivos: Es importante que sean altamente personalizados y que contengan los datos actualizados del cliente.
  3. Diferenciación: Se enviarán desde una cuenta utilizada exclusivamente para este tipo de envíos automatizados.
  4. Entrega garantizada: Tengamos presente que la no recepción del email generará en el usuario dudas e incertidumbre y, lo que es peor, el abandono de la acción que tenía prevista.
  5. Simplicidad: Para garantizar la correcta comprensión, los mensajes han de ser limpios, claros y concisos.
  6. Contenido extra: Podemos considerar la posibilidad de acompañarlos con información extra que genere valor e interés para el receptor, siempre que el peso de este contenido no supere en ningún caso al propio fin y naturaleza del email transaccional: recordemos que no son emails comerciales.

 

Email transaccional


Imagen: Fotolia

Deja un comentario

HTML está permitido. Su correo no será publicado.

Subscribirse a los comentarios por RSS