momomarrero

el email marketing (II)

Personalmente, creo que el éxito es una actitud, una forma de afrontar las metas y los retos que nos proponemos más que la propia consecución de estos, de la misma forma que la felicidad se obtiene en el camino que nos lleva a los objetivos y no en su consecución. En cualquier caso, cumplir con los objetivos, implica estrategia, análisis y planificación (¡una vez más!)

 

Claves para obtener resultados

Sin ningún género de dudas, disponer de una BBDD actualizada, optimizada y de calidad, es clave y determinante en la creación de una campaña. Pero no debemos olvidarnos de que la calidad siempre ha de estar por encima de la cantidad, reconociendo que en una primera instancia necesitamos masa crítica

Para ello, hemos de segmentarla en función de unos parámetros previamente determinados y condensados, los cuales han de obedecer a unos roles, comportamientos o necesidades. Seguidamente hemos de responder a las siguientes preguntas: Qué, A quién y Cuándo. Una vez obtengamos la respuesta armaremos la campaña, dividiéndola en cinco fases, en las cuales marcaremos unos objetivos claros, concisos y medibles. 

Primera  fase: Adquirir

Campaña de captación cuyo fin es obtener los datos básicos (email, nombre y poco más) que nos permitan establecer el primer contactos con nuestro público objetivo. Para ello hemos de ofrecerle algo sugestivo, que sea de su interés y que nos permita abrir la barrera de entrada. 

Segunda fase: Convertir

Generar una serie de comunicaciones vía email personalizados, no invasivos, que creen expectación y deseo. Ésta es la fase donde la seducción es determinante, hemos de hacerle saber que nos importan, que sus problemas son los nuestros y que tenemos una solución, una alternativa, que tal vez le sea de su agrado. Podremos pedirles más información a cambio de ofrecerles algo que le resulte de interés (ebook, white paper, descuentos,…) 

Tercera fase: Crecer

Comunicación de bienvenida, de agradecimiento por la primera acción de compra, por la primera transacción,… A partir de esta fase hemos de centramos en aportar valor, en reforzar su conocimiento por aquello que deseen, aquello por lo que están en contacto con nosotros, que resuelve su carencias y/o necesidades, lo que alivia su “dolor”.

En función de los datos que hayamos obteniendo, la comunicación y las propuesta comerciales han de ser personalizadas potenciando el cross selling y el up selling,  y no nos olvidemos de su cumpleaños, de felicitarlo en las fechas importantes, y de estar cerca, no intrusivamente, cada vez que nos necesite o nos requiera. 

Cuarta fase: Retener

Comunicación periódica con información que le resulte de interés sin naturaleza comercial directa. Se pueden potenciar los casos de éxito;  ofrecerle la posibilidad de contactar con otros que como él nos requieren;  activar las RRPP online. Podemos brindarles que sean los primeros en probar o disponer de un nuevo producto o servicio, obteniendo precios especiales sobre estos. Hemos de hacerles sentir únicos, exclusivos y siempre muy importantes.

Quinta fase: Reconquistar

A aquellos que por cualquier circunstancia nos hayan abandonados, o que estén inactivos,  hemos de comunicarles que los extrañamos, hemos de recordarles que son muy importantes para nosotros,… Los alentaremos con una promoción especial, un incentivo para que retornen. Si se fueron porque cometimos un error, habrá que pedir perdón. ¡Una disculpa, es el primer paso para una futura venta!

 

Continuará…

 

mail marketing 2


Imagen: Fotolia

Deja un comentario

HTML está permitido. Su correo no será publicado.

Subscribirse a los comentarios por RSS